poliza seguros

Si estás en aquí es porque eres beneficiario de una póliza de ahorro suscrita por tus padres. ¿Sabes qué reducciones se han de aplicar y cuándo ha de entregarte la compañía aseguradora el capital ahorrado por ellos en tu beneficio?

En esta ocasión, como consumidora de un contrato de seguro de ahorro a favor de mi hija y ajena al ámbito de la normativa fiscal específica del impuesto de donaciones para estos casos específicos, he padecido las consecuencias derivadas de la vulneración del derecho fundamental a la información (artículo 20.1 d) CE).

Confiando en la aseguradora con la que hace más de 23 años contraté el ahorro de un pequeño capital para mi hija, nos personamos en sus oficinas de Valencia un mes antes del vencimiento de la póliza a fin de que nos informaran de los pasos a seguir para su rescate. 

Lo único que recibimos de su empleada de la oficina en Valencia  fue la remisión vía email de la información que al respecto del impuesto de donaciones (pólizas de seguro) consta en la web de la Generalitat Valenciana, PROP, al tratarse de un impuesto cedido a la comunidad autónoma. El resto de la documentación necesaria a emitir por la aseguradora para liquidarlo se recibió por correo ordinario mucho tiempo después.

A principios de Marzo me personé en las oficinas del PROP y se me indica verbalmente que ha transcurrido el plazo para aplicar la reducción legalmente establecida (100% de la basa imponible) y que el resultado actual de la liquidación supera los mil euros. 

Le requiero, entonces, a la aseguradora que le transfiera de inmediato a mi hija el importe del capital ahorrado por mí durante 23 años y se niega a ello mientras no se le acredite el pago del impuesto.

A pesar de que se podría haber beneficiado de la reducción del 100% del impuesto, es decir, no pagar nada, si tanto si la aseguradora como el PROP pusieran a disposición de sus clientes y administrados, respectivamente, la información completa o suficiente como para conocer tal posibilidad de reducción, se le coloca en la situación de no recibir lo que es suyo (el importe del capital ahorrado de la que es beneficiaria) mientras no pague el importe del impuesto (los más de mil euros) que no puede pagar mientras no perciba el capital ahorrado. Con el riesgo, además, de sufrir recargos debidos al transcurso del tiempo sin proceder al pago.

La solución para desbloquear la situación percibiendo el capital ahorrado se consiguió el pasado 16 de abril, aunque todavía estamos pendientes de resolución del PROP en relación al pago del impuesto y de respuesta de la aseguradora a la reclamación extrajudicial exigiéndole afronte su responsabilidad por los daños y perjuicios causados.

Debido a esta experiencia personal estoy en disposición de asesorarte respecto a los pasos a seguir para el optimo rescate de tu póliza si eres beneficiario de una ahorro suscrito por tus padres ya vencido o que está por vencer y desde ASIAIN ASESORES estaré encantada de ayudarte.

¡Si te ha servido el post, ayúdanos compartiéndolo! 🤗