CAPITULO PRIMERO

En este primer acercamiento al impuesto municipal que grava el incremento del valor de un terreno urbano durante el periodo de tiempo que transcurre desde su adquisición hasta su transmisión en el caso de que ésta lo sea debido al fallecimiento de quien lo transmite, vamos a cuestionarnos cuándo la cuota calculada por el Ayuntamiento donde el mismo se ubica excede la real ganancia patrimonial obtenida por los herederos al recibirlo y sus consecuencias.

Siendo que el impuesto grava el incremento de valor que experimentan los terrenos (artículo 104.1 TRLHL) a lo largo de un periodo máximo de 20 años (artículo 107.1 TRLHL) y se pone de manifiesto a consecuencia de la transmisión (artículo 104.1 TRLHL) resulta evidente que habrá que establecer la ganancia real neta obtenida por dicha transmisión, descontando de la ganancia patrimonial bruta los gastos y tributos satisfechos.

Tratándose de una herencia, para obtener dicha ganancia patrimonial bruta habrá que adecuar el valor catastral del suelo al valor real de mercado en el momento de la adquisición, o 20 años atrás si la adquisición fue anterior, lo que se obtiene aplicando el IPC general de este periodo y sumando la cifra obtenida al importe del valor catastral.  Este importe se resta del valor de adquisición fijado en la herencia y el resultante es la ganancia patrimonial bruta.

A dicha ganancia patrimonial bruta se le descuentan los gastos y tributos consistentes en el IBI soportado en las fechas de adquisición y transmisión así como los gastos notariales, obteniéndose así la ganancia patrimonial neta.

Si dicha ganancia patrimonial neta es inferior a la cuota liquidada por el Ayuntamiento ésta ha de considerarse confiscatoria y, por tanto, nula al contravenir lo dispuesto en el artículo 31 de la Constitución Española.

Desde ASIAIN ASESORES os aconsejamos asesoraros tan pronto se produzca el fallecimiento de vuestro causante a fin de reducir en lo posible las consecuencias de los habituales excesos impositivos en las que incurren la mayoría de las haciendas locales municipales  de nuestro país. 

¡Si te ha servido el post, ayúdanos compartiéndolo! 🤗

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *